Alopecia frontal fibrosante

La alopecia frontal fibrosante es un tipo de alopecia que provoca pérdida del pelo en la zona de la diadema. Es decir, la pérdida de pelo se produce en la zona frontal y en los laterales. Esta pérdida de cabello viene acompañada de la caída de las cejas y de parte del vello corporal.

A día de hoy, este tipo de alopecia cada vez la sufren más personas y no se saben sus causas realmente, por lo que se sigue investigando mucho sobre este mal.

¿Qué es la alopecia frontal fibrosante?

La alopecia frontal fibrosante es una variedad de alopecia que hasta hace poco era muy desconocida, pero que cada vez la sufren más personas.

Esta variedad de alopecia la tenemos que situar dentro de las cicatrices cicatriciales. Esta variedad de alopecia destruye poco a poco el folículo hasta formar una cicatriz. En este momento el pelo ya no puede salir, por lo que la persona que sufre este mal ve como las zonas afectadas se quedan sin cabello.

A día de hoy no se conoce mucho de este mal, pero si que podemos asegurarte que cada vez hay más investigadores investigando para ver qué mal lo provoca.

Causas de la alopecia frontal fibrosante

Como bien hemos comentado en el apartado anterior, las causas que provocan este mal de alopecia no se conocen a ciencia cierta, de aquí que se siga investigando para averiguarlas.

A día de hoy, los estudios nos muestran que esta variedad de alopecia puede ser provocada por dos factores. Uno de los factores podría ser provocado por un mecanismo autoinmune de inflamación y el otro factor podría ser por un disbalance hormonal.

La causa hereditaria no se toma como causa válida, porque solo el 10% de las personas que sufren este tipo de alopecia han visto como sus antecedentes familiares lo han sufrido. Es decir, la gran mayoría de los casos se presenta esporádicamente.

Se tiene casi claro que la alopecia frontal fibrosante la sufren sobre todo las mujeres, aunque también se encuentran casos en los cuales los hombres sufren esta variedad de alopecia. Si nos centramos en las mujeres, podemos ver como gran parte de las mujeres que la sufren son mujeres que han pasado o están pasando la fase de la menopausia. Por este motivo, muchos estudios se centran en este tipo de mujeres, las cuales podrían dar respuesta al problema.

Síntomas de la alopecia frontal fibrosante

Saber si se está sufriendo este problema es realmente muy fácil. Se nota porque la persona que sufre este tipo de alopecia comienza a perder pelo en la zona de la diadema. Esto hace que la línea de pelo vaya retrocediendo poco a poco. Pero por si esto fuese poco, las cejas también comienzan a caerse al igual que el pelo corporal. Gracias a estos síntomas, es muy fácil comprobar que una persona está sufriendo los síntomas de la alopecia frontal fibrosante.

A la hora de diagnosticar esta variedad de alopecia se puede diagnosticar de manera sencilla a través de biopsia cutánea. Eso sí, en muchos casos los síntomas son tan evidentes, que no hace falta realizar esta prueba para comprobarlo. Eso sí, en muchos casos se suele hacer un análisis de sangre, con el objetivo de ver si la persona que está sufriendo este mal también está sufriendo de tiroides. Y es que en muchas ocasiones, las tiroides suelen ir acompañadas de este tipo de alopecia. Eso sí, siempre dentro del nivel de hipotiroidismo.

Cómo prevenir la alopecia frontal fibrosante

Debido a que a día de hoy no se conoce que causa realmente la alopecia frontal fibrosante, no se pueden dar una serie de pautas para intentar prevenir esta variedad de alopecia.

Algunos expertos recomiendan tener una buena alimentación, sobre todo en las mujeres que han pasado o están pasando la menopausia.

Por otra parte, es importante hacerse un análisis de sangre cada cierto tiempo. Algunos investigadores piensan que las tiroides podrían ser una de las causas de este mal. Es más, nunca está de más hacerse un análisis de sangre, con el objetivo de comprobar que la salud está bien.

Tratamientos para la alopecia frontal fibrosante

De momento no hay un tratamiento claro que ayude a poner fin a este problema. Lo que sí se puede es realizar una serie de tratamientos, a través de los cuales podrás reducir el ritmo de la caída del pelo, a la espera de un tratamiento eficaz que evite la caída total del pelo.

Para las fases iniciales, la mejor forma de luchar contra la caída del cabello es a través de los corticosteroides. Este tratamiento suele tener un buen porcentaje de éxito. No evita que la alopecia siga avanzando en muchos casos, pero si que se consigue que se retrase la caída del cabello. Es una opción muy interesante para conseguir que la mujer que sufre el mal pueda disfrutar de más tiempo de su pelo.

A través de los corticoides sistémicos también se está usando en muchos pacientes. En este caso los porcentajes de éxito no son tan elevados, sobre todo porque también se usa en mujeres que tienen la alopecia un poco avanzada. Y es que una vez suspendido el esteroide, la enfermedad volvió a tener presencia.

En el caso de usar corticoides intralesionales, la tasa de éxito se situó en el 40%. No es muy elevada, pero para los expertos podría ser una opción interesante para reducir la caída del cabello. Eso sí, se ha demostrado que este tratamiento no da ningún resultado en los casos en los cuales la enfermedad está bastante avanzada.

Estas son algunos de los tratamientos más utilizados por los expertos. Estos tratamientos solo son usados para intentar paralizar o hacer que la evolución de la alopecia vaya más lente. Pero a día de hoy podemos decir que ningún tratamiento es efectivo al 100%, por lo que los investigadores siguen investigando para encontrar un remedio para este mal.