Cómo afecta la alopecia a los injertos de pelo

Cuando una persona va a una clínica a realizarse un trasplante capilar, una de las preguntas más frecuentes que suele hacer al especialista es que si con el paso del tiempo, el pelo que se ha injertado se va a caer. Esta pregunta tiene su lógica, puesto que si antes había pelo y ahora no, es normal que se tenga la duda de que si al final esta operación va a funcionar para solo unos años o será para toda la vida. A continuación, te vamos a dar toda la información sobre el pelo injertado para saber si afecta o no la alopecia a los injertos de pelo.

¿Se cae el pelo injertado?

Aunque más adelante te contaremos todos los motivos de nuestra respuesta, te decimos en esta primera frase que no, no se cae. Son muchos los estudios que se han realizado al respecto, miles de casos en todo el mundo y se ha comprobado que los injertos de pelo no se caen con el tiempo.

Los trasplantes capilares cuentan con una técnica que consiste en utilizar unidades foliculares de una zona específica de la cabeza, para injertarlos en la parte que sufre la alopecia o calvicie. La zona donante suele ser la que se encuentra en el parietal u occipital, es decir, la nuca o los laterales de la cabeza. El motivo por el que se utiliza esta parte en particular es que la hormona DHT que es la que se ha comprobado que es responsable de la alopecia no afecta a los folículos que se han desarrollado en esta parte de la cabeza, por lo que se podría decir que son inmunes a su efecto frente al cabello.

Cabe destacar, que existe una etapa conocida como shock loss, que se produce en el primer o segundo mes después del trasplante capilar en la que podemos notar que los injertos de pelo que han sido trasplantados se caen, pero esto es un proceso natural, por lo que no deberás de preocuparte por nada del mundo, ya que suele ocurrir en todos los casos.

La etapa Shedding ocurre al primer mes y es un signo de que efectivamente el proceso está teniendo buenos resultados. Cuando notamos que el pelo se cae lo que quiere decir es que las unidades foliculares que han sido injertadas han cogido mucha más fuerza en la nueva zona y que, por lo tanto, se está renovando el cabello trasplantado algo que ocurre también en una persona que no sufre alopecia. La raíz del cabello se mantiene dentro del folículo y lo que cae es el pelo, consiguiendo que vuelva a crecer más fuerte, adaptándose y fortaleciéndose. Esta etapa suele durar aproximadamente unos tres meses, según el caso en el que se encuentre, por lo que hay personas que pueden llegar a notar su pelo más débil a los dos meses y otras que no.

Factores a tener en cuenta con tu trasplante capilar

Como dato importante, se sabe que existen algunos factores que son esenciales conocer para que, no solo tu trasplante de pelo tenga éxito, sino que también no siga extendiéndose, pudiendo disfrutar de tu cabello toda la vida sin problema.

Uno de los factores es que realices tu injerto capilar en una clínica con experiencia y con los mejores profesionales. Existen muchas que te prometen mucho por poco dinero, sin embargo, puede ser incluso perjudicial para ti, debiendo de encontrar la mejor relación calidad precio y también que cuente con el mayor número de opiniones verificadas del mercado, ya que estamos hablando de un proceso muy importante.

Debes recordar que tanto antes como después de la operación, tienes que alimentarte bien, llevar una rutina de vida saludable, ya que esto puede provocar que, al no contar con los suficientes nutrientes en tu organismo, el pelo se resienta y por lo tanto, no pueda crecer con fuerza. Recuerda tomar una dieta equilibrada, con gran cantidad de frutas y verduras, ya que estas van a aportarle no solo fortaleza a tu cabello, sino que también conseguirá que se vea más sano, con otro aspecto y por lo tanto, puedas presumir de él.

Recuerda que también el tipo de piel, o incluso si tienes cicatrices debido a un accidente puede provocar que el trasplante se dificulte, por lo que es conveniente hablar antes con un profesional en este sector.