¿Funcionan los champús anticaída? Todo lo que debes saber

El cabello es una de las zonas del cuerpo que más contribuye a crear tu imagen personal, reflejando en parte tu personalidad. Cuando quieres lograr un cambio de look radical, muchas veces lo logras con un corte de cabello diferente o tiñéndolo de otro color.

Uno de los mayores problemas cosméticos que puedes tener, es comenzar a perder cabello en grandes cantidades. Esto se refleja en su estado de ánimo, ya que ve afectada su percepción de la manera en que se ve ante los demás.

Para resolverlo, hay diversos tratamientos, siendo uno de los más utilizados los champús anticaída, que contienen ingredientes para fortalecer tu cabello. No obstante, muchos se preguntan si realmente son efectivos, por lo que te presento una revisión sobre todo lo que debes saber sobre estos productos cosméticos.

¿Qué es un champú anticaída?

Es un cosmético que ha sido formulado para ayudar a evitar la caída del cabello y fortalecer los folículos capilares. Los mismos no pueden detener o revertir la alopecia por sí solos, pero contribuyen a que el proceso sea más lento y coadyuvan con el uso de otros tratamientos eficaces.

Para entender mejor el funcionamiento del champú anticaída, es necesario conocer los procesos asociados a la producción de cabello:

  • Todas las personas tienen una dinámica distinta del crecimiento y caída del cabello, que viene marcada por la genética, estilo de vida o tratamientos de medicación.
  • Cada cabello tiene un ciclo de vida que dura entre los 4 a 8 años, aunque se han documentado casos de 10 años.
  • La fase inicial del crecimiento del cabello (anágena), es la más larga (85% del ciclo de vida) y es cuando se desarrolla la fibra pilosa. El cabello se aprecia más delgado y en constante alargamiento.
  • Durante la fase de reposo (catágena) dura apenas unas 4 semanas y el cabello entra en un período de reposo. Luego, en la fase final (telógena), el folículo se comienza a retraer hasta que se desprende y comienza el nuevo ciclo.
  • De forma natural, una persona sana pierde en promedio de 60 a 80 cabellos diariamente.

Estos factores se pueden ver alterados, llevando a que se pierda una mayor cantidad de pelo, derivando muchas veces en alopecia. Las causas más comunes que promueven la caída del cabello, son:

  • Iniciar una dieta hipocalórica muy drástica puede llevar a pérdidas importantes. Igualmente, una alimentación con bajo consumo de proteínas.
  • Diversos tratamientos que afectan el desarrollo del folículo piloso, como antidepresivos, anticonceptivos orales, anticoagulantes, entre otros.
  • Algunas enfermedades como problemas de tiroides, diabetes mellitus o psoriasis.
  • En muchas mujeres, es un efecto secundario en la fase postparto, particularmente cuando siguen dietas hipocalóricas para recuperar el peso.
  • Situaciones de estrés, el trabajo nocturno o una dieta no balanceada.
  • Características genéticas, principalmente asociado a la alopecia masculina.

En la cosmética, se analizan todas estas situaciones, con la finalidad de formular los productos que mejor respondan a cada una de estas situaciones. Muchas veces se complementan con tratamientos farmacológicos o cambios en el estilo de vida, que ayudan a mejorar la condición y fortaleza de los folículos capilares.

Características del champú anticaída

Estos champús deben tener componentes que ayuden a mantener sano el cuero cabelludo, así como a fortalecer el folículo piloso. Entre algunas de las características que debe cubrir, para ser efectivos, están:

  • Deben contener bases que ayuden a la absorción del ingrediente activo que va a tener efecto positivo en la regeneración capilar. Por lo general, se diluyen en un disolvente acuoso, que además facilita el masaje capilar.
  • En su formulación se debe incluir sustancias que contribuyan al recambio de las células, como el sulfuro de selenio o la piritiona de zinc.
  • Es importante la presencia de componentes que controlen la producción de sebo, debido a la obstrucción de las glándulas sebáceas. Muchos de estos son distintas formas del azufre.
  • Se requieren agentes exfoliantes, los cuales contribuyen a evitar la pérdida de la queratina. Los más usados son el ácido salicílico o las llamadas breas vegetales.
  • Un aspecto esencial para disminuir la caída del cabello, es que el cuero cabelludo se encuentre sano y sin ataque de hongos. Por tanto, el champú anticaída debe contener sustancias que actúen como antifúngicos y antisépticos.
  • Presencia de ingredientes activos que mejoren y refuercen la irrigación del folículo piloso. Entre estos destaca el minixidil o ingredientes naturales como el alcanfor o mentol.
  • Sustancias que nutran el folículo piloso y alarguen la fase de crecimiento, como el ácido retinoico o compuestos vegetales a base de centella asiática, ginkgo biloba o árnica, entre otros.
  • Inhibidores de la enzima 5-α-reductasa, entre los que destacan extractos del sabal (Serenoa repens) o algunos derivados de zinc.

Cuando busques un champú anticaída, es básico que revises su composición, para comprobar si contiene los principios activos adecuados. En https://www.pacoperfumerias.com/ tienes diversas opciones, como champús a base de componentes naturales o aquellos que contienen los ingredientes más efectivos para ayudarte a fortalecer tu cabello.

Champús anticaída, ¿funcionan?

En el mercado hay una gran variedad de productos que ofrecen ser efectivos para controlar la caída del cabello o revertir la alopecia. No obstante, hay que ser cuidadoso con lo que se ofrece y conocer las posibilidades que ofrecen este tipo de cosméticos.

Aunque está comprobado que únicamente usando un champú anticaída, no se logra recuperar el cabello o detener su pérdida, los mismos son de gran utilidad. La mayoría de los expertos capilares los recomiendan, debido a que fortalecen el cuero cabelludo y pueden ayudar a que el folículo piloso esté más sano.

Un champú anticaída es un buen complemento a cualquier tratamiento farmacológico contra la pérdida del cabello.

Por otra parte, hay formulaciones especiales que han mostrado efectos positivos en reducir la pérdida del cabello. La alopecia común se debe a que se produce en mayor proporción un compuesto derivado del metabolismo de la testosterona, conocida como DHT.

La DHT (dihidrotestosterona) afecta el crecimiento del folículo piloso, que termina apareciendo como un vello corto. Esto sucede debido a que hay mayor actividad de una enzima (5-α-reductasa), por lo que la mayoría de los tratamientos para alopecia buscan inhibirla.

En la actualidad, hay muchos champús anticaída que están especialmente formulados con ingredientes que inhiben esta enzima. El más utilizado y efectivo, según las pruebas realizadas, es el extracto de sabal.

Combina el uso del champú anticaída con suplementos nutricionales como complejos de vitamina y sales minerales.

Recuerda que aunque no son fórmulas mágicas, el uso de un champú anticaída te ayudará a mantener la salud de tu cabello. Su efecto se verá a mediano plazo, y combinado con un cambio del estilo de vida, uso de suplementos nutricionales y una buena alimentación, tendrán efectos positivos.

¿Qué es bueno para evitar la caída del pelo?

La caída del cabello es inevitable, principalmente cuando tienes predisposición genética o sufres de algunas enfermedades. Sin embargo, es posible ayudar a reducir su caída, para tener un pelo que se vea saludable y fuerte:

  • Cuida tu alimentación, evitando reducir drásticamente el consumo de calorías. Asimismo, debes tener un buen balance de proteínas y vegetales, que contribuyan a fortalecer los folículos pilosos.
  • No utilices de forma prolongada gorros o viseras, debido a que al cubrir la zona capilar hay un aumento de la temperatura en el cuero cabelludo. Esto puede hacer que el cabello comience a desprenderse, a fin de brindar mayor ventilación.
  • Evita estar sometido a situaciones extremas de estrés, ya que se ha comprobado que puede llevar a la caída del cabello. Esto ocurre por una mayor producción de radicales libres y desequilibrios a nivel del sistema nervioso, que afectan la vasodilatación y presión sanguínea.
  • No te mantengas despierto de forma regular durante la noche y evita en lo posible los trabajos nocturnos. Cuando tienes actividad nocturna, se afecta la producción de cortisol, inhibiendo la síntesis de colágeno y otros componentes del folículo piloso.
  • Mantén una dieta rica en vitaminas (principalmente A, B, D), buenos niveles de ácidos grasos omega, hierro, cobre y zinc.
  • Toma suplementos nutricionales (previa consulta con tu médico de cabecera), que contengan aminoácidos azufrados, vitaminas y sales de zinc, magnesio, manganeso, cobre y hierro.
  • No laves tu cabello con agua muy caliente, debido a que se elimina mucha grasa. Esto estimula a las glándulas sebáceas, que comienzan a producir más sebo, afectando la salud de tu pelo.
  • Elimina el exceso de humedad del cabello suavemente, sin frotar excesivamente la toalla. Lo mejor es dejar secar de manera natural o usar el secador a una temperatura baja.
  • Aplica los tratamientos capilares y el champú con masajes giratorios por toda la cabeza. No frotes muy fuerte o seguido, ya que podrías afectar al folículo capilar.
  • Utiliza un champú especialmente formulado para tu tipo de cabello, que contenga ingredientes que favorezcan la higiene, hidratación y protección del folículo piloso.