Tipos de alopecia

Tipos de alopecia

La alopecia aparece en el diccionario como “caída o pérdida patológica del pelo”. Se trata de una definición corta pero sin duda muy certera ya que esta dolencia no es otra cosa que la caída prematura o la ausencia por algún motivo de pelo en varias o en alguna parte del cuerpo. Las causas de esta dolencia son variadas y muy dispares. A continuación se pueden encontrar los diferentes tipos de alopecia que existen actualmente.

Tipos de alopecia y sus características

La alopecia androgénica o prematura es la más común. Afecta sobre todo a hombres, aunque en raras ocasiones también se presenta en mujeres. Se trata de un tipo de calvicie en que los andrógenos son las hormonas responsables de la caída del cabello. Con este problema, si la calvicie avanza los folículos pilosos mueren y finalmente el proceso se torna irreversible. Este problema puede solucionarse trasplantando folículos vivos de diferentes zonas hacia las entradas y hacia la coronilla, aunque lo mejor será combatir este problema mientras los folículos sigan con vida.

En segundo lugar se encuentra la alopecia areata, de la cual se desconocen realmente las causas pero en cambio cuenta con unos síntomas claros que son básicamente la presentación en el cabello de zonas sin ningún tipo de pelo. Dentro de ésta, se denomina alopecia total a cuando finalmente se pierde todo el pelo del cuero cabelludo y universal si además se pierde el pelo de todo el cuerpo.

En tercero, las alopecias cicatriciales son un tipo de dolencia muy común e irreversible en la mayoría de los casos, ya que en este tipo de calvicie suele existir alguna malformación, problema e incluso la ruptura total de lo que se conoce como estructura folicular. Aunque no existe un tratamiento que pueda ayudar cuando los folículos ya han muerto, se podrán realizar algunos tratamientos antes de que esto suceda y lo más interesante será recurrir a algún implante capilar mientras todavía existan zonas del cabello que no se encuentren dañadas. Dentro de las alopecias cicatriciales se encuentran las alopecias debidas a agentes físico-químicos, las alopecias infecciosas, las alopecias por dermatosis, las derivadas de enfermedades hereditarias, las alopecia tumorales y las alopecias por síndromes clínicos.

Existe también la alopecia difusa, consistente en la pérdida del pelo tras diferentes tipos de enfermedades crónicas, debido al estrés e incluso debido al parto. Se trata de un tipo de calvicie de la que todas las personas se suelen recuperar de forma eficiente. Otro tipo de alopecia que existe es la traumática, esta se puede ver provocada tanto por diferentes tipos de complementos como sombreros, como por peinados o por la utilización, por ejemplo, de secadores o planchas.

Otro tipo de alopecia que se pueden dar en diferentes personas es aquella derivada del consumo de drogas o simplemente de fármacos. Esto es así porque tanto la vitamina A en dosis muy elevadas como algunos antitiroideos, citostáticos, medicamentos anticoagulantes y sobre todo el ácido valproico y el mercurio, pueden llegar a producir alopecia. Este tipo de alopecia terminará cuando se dejen de consumir este tipo de sustancias y remitan los síntomas poco a poco. Además, también se pueden dar algunos tipos de alopecias derivadas de diferentes enfermedades sistémicas, tanto de origen endocrino como infeccioso, e incluso debidas a algún déficit o carencia nutricional.

Y en último lugar también son posibles las alopecias debidas a algún tipo de síndrome hereditario, como por ejemplo puede ser el caso de la atriquia congénicta. En este tipo de enfermedad las personas no tienen pelo, aunque también se pueden encontrar otros casos como el de la alopecia triangular temporal, la hipoplasia tanto del pelo como del cartílago o el síndrome tricorrinofalángico, problemas hereditarios que se traducen en la falta o la ausencia total de cabello y en algunos casos incluso de pelo o vello en todo el cuerpo.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest