Tipos de alopecia femenina

Tipos de alopecia femenina

La alopecia femenina es una dolencia que afecta a muchas más mujeres de las que en un principio se cree. Existen diferentes tipos atendiendo a sus causas y a sus manifestaciones, siendo también distintos sus tratamientos. A continuación podrás conocer las diferentes alopecias femeninas que existen y aprender a hacerles frente.

La alopecia androgénica femenina

La más común entre este tipo de dolencias es la androgénica que afecta a un gran número de mujeres, sobre todo de edades avanzadas, en todo el mundo.

Qué es

Este tipo de alopecia se basa en el adelgazamiento, el clareado y la pérdida de fuerza del pelo de la parte superior de la cabeza. Mientras pasa el tiempo los síntomas de este problema se acrecientan, otorgando al cabello un aspecto de debilidad.

Se trata de un tipo de alopecia que se caracteriza porque suele mantener la zona de pelo del flequillo intacta mientras se pueden apreciar mechones más fuertes por encima de la frente que dejan ver zonas algo difusas con delgadas líneas que no cubren toda la cabeza.

Causas

Las causas de este tipo de alopecia son los desarreglos hormonales. Éstos provocan que los folículos pilosos produzcan mucho menos pelo puesto que se vuelven sensibles. Al disminuir la cantidad de pelo sano no se puede renovar la cabellera como cuando se da la caída natural, así que si este problema se alarga en el tiempo llegando incluso a parar de crecer el pelo del todo se pueden llegar a mostrar muchos signos de calvicie.

Tratamientos

Se trata de un tipo de alopecia que sobre todo es común en mujeres con una edad avanzada. Suelen ser visibles muchas zonas pero no se llega a la calvicie total como pasa con los hombres.

De entre los tratamientos que se suelen utilizar para intentar reducir o acabar con este problema destaca la terapia con Tricomin, con Rogaine o con Nizoral. Además de estos medicamentos también se pueden administrar los conocidos anti andrógenos para conseguir resolver la acción de las hormonas en cada cuerpo y por tanto lograr detener totalmente la caída del pelo.

La alopecia areata en mujeres

El segundo tipo de alopecia en mujeres es la areata, que se trata de un tipo de pérdida del pelo que se da en forma de zonas concretas o localizadas, que parecen ser parches.

Qué es

Se trata de un proceso en el que el pelo de la mujer se destruye, pero en este caso puede darse en intervalos de tiempo bien diferentes. Mientras una mujer puede sufrir la pérdida de mucho pelo en pocos días, otras pueden notar sus síntomas de muchos meses en muchos meses, teniendo una caída del cabello muy lenta.

Entre sus síntomas principales están la inflamación de los conocidos como folículos pilosos. Se trata de un tipo de hinchazón que hace que se pierdan los nutrientes que llegan al cabello y por tanto estos acaban por caerse.

Causas de la alopecia areata

En cuanto a las causas por las que tiene lugar este problema, cabe reseñar que no se conocen con seguridad los factores que hacen que estos folículos de la cabeza se inflamen de una forma tan generalizada.

Lo que sí se sabe es que, como sucede con la alopecia androgénica, el estrés es sin duda un factor que desencadena un aumento y la potenciación de los síntomas de este tipo de dolencias. Se tienen algunas pruebas de que puede producirse por infecciones o alergias, aunque por otro lado también se considera la posibilidad de que las causas sean genéticas. También podrían contribuir a agravarla las toxinas presentes en el ambiente o la intoxicación con algún producto químico.

Cómo tratarla

Normalmente este tipo de alopecia se trata mediante la administración de corticosteroides, de diferentes tipos de cremas y de pomadas que resultan útiles para conseguir terminar con el proceso folicular. Además en algunos casos se utiliza también una sustancia que se denomina antralina para lograr potenciar la reversión de este proceso. En la mayoría de casos no se consiguen revertir los efectos que ya se hayan producido pero sí se pueden detener los síntomas y conseguir que éstos dejen de avanzar.

La alopecia difusa en féminas

El tercero de los tipos de alopecia que suele afectar a las mujeres es mucho más inofensiva porque sus efectos son reversibles. Se trata de la alopecia difusa, una dolencia donde aumenta de forma radical la caída del pelo en un ciclo de crecimiento de cabello sano.

Qué es la alopecia difusa

Durante la alopecia difusa el efluvio telógeno aumenta, es decir, aumenta la fase del crecimiento del cabello en la que el pelo muerto cae dejando paso a nuevos pelos. El problema es que aumenta de forma repentina dejando zonas calvas mientras crece el nuevo.

Causas

Por contra a lo que sucede con los dos otros tipos de alopecia en mujeres, la difusa es mucho más temible porque es temporal, aunque se tiene que tener mucho cuidado si se junta con la androgénica o con la temporal puesto que se puede perder pelo muy rápidamente y no conseguir recuperarlo.

Entre las causas que propician este problema destacan el estrés, el embarazo y el parto, diferentes tipos de enfermedades, la menopausia y distintos medicamentos.

Cómo tratarla

La alopecia difusa es una dolencia principalmente producida por algún tipo de trauma que tiene lugar en el organismo. Es por ello que, para terminar con este problema será realmente interesante el detectar, tratar y en los casos en que se pueda acabar con el problema que lo ha causado (dieta deficiente, enfermedad, estrés etc.) a fin de lograr que los síntomas remitan y la alopecia desaparezca.