Qué es la alopecia

Que es la alopecia

La alopecia es un problema que afecta a muchas personas. Este problema puede venir dado por muchos factores. Si buscas información sobre la alopecia, podrás encontrarla aquí.

La alopecia es un problema que provoca que la densidad de pelo se reduzca de manera considerable. Esta disminución puede ser parcial o general. Al igual puede ser localizada o generalizada y temporal o definitiva dependiendo de cada caso.

Normalmente una persona pierde unos 70 pelos diarios, pero si pierde más de 100 cabellos diarios, entonces se puede decir que la persona está sufriendo alopecia. Esta se suele dar en la cabeza, aunque en algunas ocasiones se puede producir en cejas, barba, pestañas, en la zona genital o en las axilas.

Tipos de alopecia

A día de hoy se conocen muchas variedades de alopecia. Unas afectan más a los hombres y otras más a las mujeres.

Androgenética

Es la variedad de alopecia más común. Este tipo de alopecia suele afectar casi siempre a los hombres, aunque puede afectar a las mujeres en un porcentaje más pequeño. Esta pérdida de pelo se producto por factores genéticos.

Alopecia difusa

Este tipo de alopecia produce la pérdida de pelo continua y generalizada. Destaca por no ofrecer una calvicie total a la persona que sufre la alopecia, aunque se nota que el pelo es muy escaso y no tiene apenas vida. Esta variedad de alopecia se puede dar tanto en hombres como en mujeres.

Esta variedad de alopecia la podemos encontrar por diferentes causas. Las causas pueden ser provocadas por una mala alimentación, por la toma de algún tipo de medicamento o por causas endocrinas.

Este mal se puede solucionar a través de una dieta equilibrada. En este caso, tendrás que aportar a tu pelo todos los nutrientes que necesita para poder tener un crecimiento sano.

Alopecia Areata

Este tipo de alopecia destaca por la pérdida de pelo en forma de parches. Estos parches no suelen ser muy grandes y suelen ser redondos. Es muy habitual que los parches se formen en diferentes zonas del pelo.

Esta variedad de alopecia puede curarse o no. De momento no hay forma de evaluar la evolución de este tipo de alopecia. En el mejor de los casos, con el paso de las semanas el pelo volverá a crecer en las zonas afectadas. Y en el peor de los casos, los parches irán en aumento, hasta el punto de dejar a la persona sin nada de pelo.

Esta variedad de alopecia puede afectar a cualquier persona por igual. Puede afectar a hombres, mujeres o niños, sin importar la edad. De momento no se sabe que es lo que provoca este tipo de alopecia, pero se piensa que el factor genético podría ser uno de los problemas.

Alopecia cicatricial

Este tipo de alopecia se produce cuando los folículos pilosos sufren un daño o una deformación. En este caso, el lugar que ocupaban los folículos es ocupado por un tejido, el cual impide que el pelo pueda volver a crecer, provocando la calvicie. Esta variedad no es de las más comunes y se puede decir que afecta de igual manera a ambos sexos.

Dentro de este rango podemos encontrar diferentes tipos de alopecia cicatricial. Estas variedades son primaria, primaria adquirida y secundaria.

Además de la pérdida de pelo, esta variedad de alopecia puede producir ardor o incluso dolor en las zonas donde se está comenzando a perder el pelo. Para intentar que el problema vaya a más, es importante poner un tratamiento urgente en cuanto veas que comienzas a perder el pelo.

Otros tipos de alopecias que nos podemos encontrar son la alopecia traumática, la foliculitis decalvante o la foliculitis disecante. Esta última suele afectar principalmente a hombres afroamericanos de 20 a 40 años.

Causas de la alopecia

Las causas que pueden provocar alopecia son muy variadas. Para saber que es lo que está provocando este mal, hace falta acudir a un profesional y que el mismo nos haga un análisis.

Las hormonas masculinas suelen ser una de las causas que provocan la alopecia en muchos casos, de aquí que sea muy común en los hombres, aunque puede afectar a las mujeres. Los andrógenos acortan la vida de cada pelo y lo sustituye por bello. Este tipo de alopecia se la conoce bajo el nombre de alopecia androgenética.

La alopecia puede ser provocada por enfermedades o por estados de ánimo determinados. Lo bueno de este tipo de alopecia, es que cuando el problema pasa, el pelo vuelve a crecer de nuevo en la gran mayoría de casos. Este tipo de alopecia suele paralizar el crecimiento del pelo durante unos 3 meses y pasado este tiempo, el crecimiento vuelve a recuperar su ritmo normal, aunque dependerá de la persona afectada.

Las enfermedades crónicas pueden ser las causantes de la pérdida de pelo. Dentro de este rango, el mayor problema suele ser el del hipotiroidismo.

El estrés es un problema psicológico que puede llevar a que una persona pierda el pelo. Este tipo de alopecia se llama alopecia areata.

Las personas que sufren una enfermedad inflamatoria de la piel, también ven como su pelo se resiente y se cae. Dentro de este rango debemos destacar al lupus o el liquen. En todos estos casos, es importante acudir al especialista para que resuelva el problema y evitar perder la totalidad del pelo.

La edad también es otra de las causas que provocan que la densidad del pelo sea cada vez menor. En muchas ocasiones, a partir de los 40 años el pelo deja de crecer al mismo ritmo y el grosor del mismo es cada vez más fino. Además, la menopausia también puede acelerar la disminución del crecimiento del pelo.

Síntomas de la alopecia

El síntoma más común de la alopecia es la caída del pelo. Las personas comienzan a ver como el pelo que se les cae es cada vez más numeroso, lo que hace que la población sea cada vez más baja.

En otras ocasiones los síntomas se pueden ver cuando el pelo comienza a debilitarse y comienza a perder vida. Esto puede ser un síntoma de que la salud del cabello no es la adecuada.

No suele ser común que la alopecia pueda provocar ardores o dolores en la zona afectada, pero puede darse el caso.

Alopecia femenina

La alopecia femenina no suele ser muy común, pero dentro de este tipo de alopecia podemos encontrar 3 tipos importantes de alopecia. La alopecia más común es la alopecia androgénica. Pero también podemos encontrar mujeres que sufren alopecia areata o alopecia difusa.

En muchas ocasiones, el problema no suele ser la alopecia, sino que el problema es el factor estético, ya que la mujer sufrirá mucho por la pérdida de su cabello. Hay que destacar que no es habitual ver a una mujer sin pelo, lo que hace que los problemas psicológicos puedan llegar a ser importantes.

Alopecia masculina

La alopecia masculina suele ser mucho más común que la alopecia femenina. Gracias a que es más común, el hombre no suele tener tantos problemas a la hora de perder el pelo, aunque en algunos casos puede llevar a síntomas depresivos.

No suele ser raro ver a hombres que a partir de los 20 años comienzan a tener entradas. Estos hombres a partir de los 30 o 40 años dejarán de tener estas entradas, porque el pelo de la parte delantera de la cabeza irá retrocediendo, a la vez que no suele ser raro que se comience a formar la coronilla. Según van pasando los años, el pelo se va reduciendo, aunque las zonas menos afectadas suelen ser la nuca o los laterales de la cabeza.

Como hemos podido ver, dentro de la alopecia masculina, la variedad más común es la alopecia androgenética.

Alopecia infantil

A pesar de que no suele ser muy habitual ver como un niño pierde el pelo, en algunas ocasiones la alopecia infantil se puede presentar.

La causa más común de la pérdida de pelo en niños suelen ser los hongos. Esto se suele llamar dermatofitosis. Esto provoca la pérdida del pelo en el niño que sufre esta infección, aunque una vez que la misma desaparezca, el pelo volverá a crecer con fuerza. Este tipo de infección es contagiosa y puede provocar picazón, calvicie en forma de parches, piel escamada o incluso puede provocar dolor.

Cómo prevenir la alopecia

Debes tener en cuenta que en muchas ocasiones la caída del pelo viene acompañada de la genética. En este caso es muy complicado prevenirla, pero aun así vamos a ver algunos consejos.

Para prevenir la alopecia es muy importante llevar un ritmo de vida tranquilo y no muy agitado. Si el estrés te acompaña todos los días, entonces provocarás que la alopecia se desarrolle mucho más rápido.

Disfrutar de una buena alimentación es muy importante. El pelo necesita de una serie de nutrientes para poder crecer con fuerza y de manera saludable. Si no le aportas esa dosis de nutrientes, entonces le pelo no podrá crecer fuerte, se debilitará y terminará por caer. Por este motivo, es importante eliminar las dietas drásticas.

El deporte te puede ayudar a conseguir que el pelo crezca con más fuerza y más rápido, por lo que la densidad será superior.

Si notas que comienzas a ver como tu pelo comienza a caerse de manera considerable, no lo dudes y acude al especialista. Muchos de los problemas capilares tienen tratamiento, por lo que puede que conserves tu pelo si actúas rápido contra la alopecia.

5 remedios caseros

Para dar fuerza a tu pelo puede ser interesante hacer un zumo con leche de coco y zanahorias. Este jugo contiene muchas vitaminas y antioxidantes. Esto es perfecto para dar vitalidad a tu pelo.

El remedio del vinagre de manzana es muy bueno. Pon en una taza dos cucharadas de este vinagre y haz un masaje con el vinagre en el cuero cabelludo. Una vez realizada esta operación, deja actuar 10 minutos y más tarde aclara de manera abundante.

Tomar cebolla en la dieta es muy importante. Las cebollas junto con el ajo son antibacterianos. Pero no solo es bueno incluirlos en la dieta, sino que puede ser interesante hacer un jugo de cebolla y aplicarlo sobre el cuero cabelludo. En este caso deja actuar 20 minutos y aclara bien para eliminar el olor a cebolla.

Tomar remolacha en la dieta diaria es importante a la hora de luchar contra la alopecia. Este alimento cuenta con muchas vitaminas, potasio, calcio y fósforo. Así conseguirás que tu pelo pueda estar mucho más sano.

Finalmente te recomiendo el Aloe vera. Esta planta te ayudará y mucho a luchar contra la caída del pelo. Cuenta con propiedades cicatrizantes, antiinflamatorias, hidratantes y humectantes. Para disfrutar de sus beneficios, solo debes hacer una crema de aloe vera y aplicarla sobre el pelo en forma de mascarilla. Deja actuar unos 15 minutos y aclara muy bien tu pelo.

Tratamientos para la alopecia femenina

A la hora de poner un tratamiento para la alopecia femenina, es muy importante acudir al médico para que indique que tipo de alopecia se está sufriendo.

Los medicamentos antiandrógenos son muy positivos para luchar contra la alopecia androgénica. Eso sí, este tipo de medicamentos son buenos siempre y cuando no haya un embarazo de por medio, porque podrían afectar al feto.

Otra herramienta que suelen usar muchas mujeres para luchar contra la alopecia es el trasplante capilar. Este tipo de intervención siempre debe ser realizada cuando el médico haya estudiado la situación de la mujer e indique que la intervención es viable. La recuperación de la paciente es muy rápida, en una semana podrá volver a hacer vida normal, aunque hasta el año no podrá ver todos los beneficios de este trasplante.

Estos tratamientos son los más efectivos a día de hoy contra la caída del pelo de la mujer, pero se sigue investigando en nuevos tratamientos, con el objetivo de que la alopecia deje de ser un problema grave para las mujeres que lo sufren.